Perdiendo el glamour


Por lo general glamorosas -con excepciones-, muchas “celebrities” han sido criticadas -ahora- por ir muy mal vestidas en la última gala del Metropolitan Costume Institute. El evento se celebra cada año en la ciudad de los rascacielos y reúne a actrices, cantantes y modelos que lucen los diseños de grandes creadores. “Para gustos los colores”, se suele decir, pero en “Yahoo tendencias” han seleccionado los peores vestidos de la gala MET, son un total de 18. Vamos a verlos. Por cierto, tú también puedes opinar. Entra en la comunidad o emite tu comentario libremente.

Beyoncé con vestido de Givenchy. No sé si será bonito o feo, pero por lo menos para mí el “trapito” es como a una especie incatalogable de espora bacteriana.

El modelito con el que se presentó Kristen Stewart se me asemeja a una serpiente de cascabel jugando con un cubo de Rubik superfácil de resolver, sin querer con ello insinuar la falta de inteligencia de estos reptiles para resolver problemas más complejos. Dios me libre de resultar antipático a estos animales de sangre fría, si algún día me topo con alguno de ellos en el Desierto de Arizona no quiero que me odie o piense mal de mí. Por cierto, fíjate bien en los zapatitos… Sigamos.

El vestido de Anja Rubik parece que está roto, como desgarrado… igual la famosa modelo polaca se enganchó en la puerta de algún ascensor -antes de llegar a la alfombra roja- y no le dio tiempo a cambiarse.

El vestido de Milla Jovovich no está del todo mal, pero esas tiras recuerdan a los carteles esos que ponen por ahí en las farolas y en los tablones para alquilar un piso o para dar clases de matemáticas.

Para la gala del Metropolitan Costume Institute igual no resultó el más apropiado, pero para un anuncio de conservas -en el que pretendan vender sardinas en escabeche- el “trapito” de Carey Mulligan viene que ni ‘pintao’.

Está claro, a la protagonista de “Sexo en Nueva York se le olvidó el vestido que tenía reservado para la ocasión y llamó a su amigo Valentino para que le hiciese un apaño con las floridas sábanas de la habitación del hotel en el que se hospedó”. Sigamos.

Mary Kate Olsen justo antes de la gala debió de jugar con bobinas de Tesla o con algún enchufe, a juzgar por la abundante cinta aislante que muestra en sus muñecas y alrededor de su cintura. Además, seguro que debido al alto voltaje se le estropeo el peinado. Por cierto, si eso que luce la actriz y diseñadora en su mano es un bolso… yo soy una nube de neutrinos.

El vestido de Chloe no está mal, es como un puñado de floppy disks y CDs enganchados unos a otros… pero tan atrevida prenda le iría mejor a la presentadora de una campus party o de algún que otro evento de calado más geek.

A Cristina Ricci cuando era pequeña su madre nunca le ponías lacitos, así que ahora ella se ha puesto un lazazo, eso lo que hay… y “el que esté apretao que salte”, que se dice en mi tierra.

Algo gótico el “trapito” de Rooney Mara…

Mira que ingeniosa Elisabeth Banks, se hizo el vestido con papeles para envolver regalos.

La actriz y modelo alemana suele destacar siempre por su buen gusto a la hora de vestirse para este tipo de eventos, sin embargo la prenda de Escada con el que se presentó Heidi Klum en esta ocasión no estuvo a la altura de a lo que ella -normalmente- nos tiene acostumbrados, en estas citas tan especiales.

Más que para una gala, el vestido de Dakota Fanning -que es muy Disney- habría ido de perlas para la fiesta de quinceañera de una adolescente.

Feo, caído y sobrio el modelito de Kirsten Dunst, horrible el color… nada que ver con sus habituales vestidos pomposos y llenos de glamour.

Otro modelito Dinsey…

Fantasmagórico el vestido de Liky Collins, ideal para la novia de Frankenstein; para asistir a la gala del Metropolitan Costume Institute, ummm… no muy recomendable.

A Lana de Rey porque tiene una figura esbelta, que si no la confunden con una bola de discoteca.

A Bianca Brandolini la engañaron, en vez de la gala MET le dijeron que iría a una fiesta de disfraces de Star Wars.

Fuente: Yahoo.

La actriz que sí tuvo éxito con su vestido en la gala fue Scarlett Johansson, con una prenda de Dolce & Gabbana.

Pero en fin, lo dicho, para gustos los colores y que cada un@ se ponga lo que quiera…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>