Árbol solar


Nissan Solar Tree es una estación de carga, parecida a un árbol —dicen—, preparada para proveer de energía a vehículos eléctricos y al robot gregario Eporo, el simpático autómata con forma de aspiradora capaz de caminar en grupo —con amiguitos de su misma especie— sin darse un tortazo. Se vio en Ceatec Japan 2010.

Diseñados para ser ubicados de forma independiente o en grupos en el paisaje urbano, un bosque de 1.000 de estos “árboles solares” —que parecen extraídos del decorado de una película de marcianos— podría suministrar electricidad a 7.000 hogares, al mismo tiempo parece ser que emiten una especie de niebla fría por los extremos de sus copas circulares, con el firme propósito de refrescar el ambiente. Los tres paneles solares juntos pueden generar una potencia de 20 kilovatios. Una iniciativa ciertamente interesante capaz de proveer energía sin emisiones de gases tóxicos, altamente perjudiciales para la salud y el medio ambiente.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *