Una de hackers


¿Sabías que antes de que existiesen los ordenadores personales ya había hackers?

Por lo general los asociamos a las computadoras y a Internet, sin embargo los primeros hackers “jugaban” con las líneas telefónicas allá por los 60 y 70 y causaron verdaderos quebraderos de cabeza a las compañías de telecomunicaciones.

John T. Draper, conocido como El capitán Crunch (Captain Crunch), es toda una “institución” en de la cultura hacker. Él y su amigo Joe Engressia (Joybubbles) efectuaron montones de llamadas gratuitas gracias a un pequeño juguete, una especie de trompetilla o silbato, que era muy fácil de encontrar en unas cajas de cereales para el desayuno (los cereales Cap’n Crunch).

Joe Engressia era ciego de nacimiento pero poseía un agudo sentido del oído, había descubierto que dicho silbato podía ser ligeramente modificado para emitir un tono a 2600 Hz, la misma frecuencia que usaba la compañía de teléfonos americana (AT&T) para indicar que la línea telefónica estaba lista para hablar. Esta operación les permitía entrar en modo operador y así efectuar llamadas gratuitas. Al poco tiempo, Draper fabricó un dispositivo algo más sofisticado que el simple silbato de los cereales, fue la primera Caja Azul. Si quieres conocer la historia completa del Capitán Crunch y la de otros hackers pioneros (Steve Wozniak —uno de los fundadores de Apple— o Mitnick), no te pierdas el siguiente documental de Discovery Chanel.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *