Tributo a Tobías Wong


McSwain rinde tributo a su amigo, el artista neoyorquino Tobías Wong —fallecido en extrañas circunstancias a la edad de 35 años— con un retrato constituido por 13.138 dados.

13.138 dados de 6 caras, convenientemente dispuestos para formar la figura. La obra es un tributo pero también una especie alegoría sobre lo efímera y aleatoria que es la vida. El hecho de que McSwain haya empleado esa cantidad de dados —y no otra— no es discrecional, sino que guarda relación con la edad que Tobías tenía cuando murió, el 30 de mayo de 2010 (13.138 días).

El Terrible Chico del Diseño como se le conocía a Tobías en los círculos artísticos de la ciudad de los rascacielos, apareció ahorcado en un apartamento neoyorquino y pudo haberse colgado él mismo mientras dormía a consecuencia de su enfermedad. Padecía de graves episodios de parasomnia (sonambulismo) y era capaz de hacer múltiples actividades complejas completamente dormido. Tobías Wong gozó de éxito y popularidad por un estilo que él mismo denominó como paraconceptual, siempre fue muy crítico con el consumismo comercial y el estilo de vida de la alta burguesía. La obra de McSwain fue expuesta en Gallery R’Pure de New York.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *