Armarios ingeniosos


Cada prenda en su sitio. ¡Qué listillo!

Aunque puede parecerlo, no es un mueble para someternos a pruebas de inteligencia, como hacen con  nuestros parientes cercanos los bonobos. A Peter Bristol se le ocurrió esta cómoda para humanos propensos a tener los cajones desordenados, especialmente aquellos cajones en los que guardamos las prendas de vestir: calcetines, calzoncillos, pantalones y camisetas. El mueblecito está hecho a mano, parece ser, y cuesta 2.000 dólares.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *