Castillos de naipes


Bryan Berg es el número uno. Apuesto que en el apasionante mundo de los castillos de naipes, tanto para ti como para mi —y la para la mayoría de los mortales— alzar una estructura con 50 cartas —o menos— puede ser no ya una tarea difícil, sino algo imposible.


Lo más probable es que todo se nos venga abajo y no lleguemos a completar nuestra torre. Por eso ver a alguien como Bryan Berg  resulta, cuanto menos, impactante e increíble. El amigo Bryan ha hecho de su hobby su oficio y lo que empezó siendo un juego se ha convertido en su medio de vida. Contratarle puede costarte un ojo de la cara y es algo que no está al alcance de todos. Bryan puede construir réplicas —con naipes— de cualquier edificio o complejo arquitectónico, para ello emplea miles de cartas (más de 200.000 en algunas construcciones). ¡Los records que establece sólo los bate él mismo! Una a una, el trabajo puede llevarle muchos días, incluso semanas. Por lo general, lo hace de cara al público, encerrado en una especie de urna transparente. Cuando finaliza la obra, al instante la deshace el mismo. Es increíble lo que algunos seres humanos pueden llegar a hacer cuando les encanta y les apasiona lo que hacen. ¡Bryan, eres único!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *