Las más lenta


 

O la más rápida.

Una partida de paintball a 1.000 fps tiene muy poco —o nada— que ver con lo que presenciamos en estas instalaciones cuando acudimos a ellas para dar tiros de pintura a diestro y siniestro. Sin embargo, la del vídeo no es la intro de un juego FPS, sino un partida real. Es lo que tiene filmar con una Phantom Plex, una cámara de cine que tú también te puedes comprar si dispones de más de 50.000 euros.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *