Bambú scooter


Y además, eléctrico.

Si diseñar vehículos verdes y no contaminantes —cuidadosos con el medio ambiente— está de moda, Antoine Fristch ha rizado el rizo con su scooter eléctrico T20. Con una autonomía de unos 35 kilómetros de recorrido, el ciclomotor monoplaza puede superar incluso los 30 km/h. Tras el impulso inicial del piloto (del mismo modo que si fuera un patinete) el motor eléctrico entra en funcionamiento. Destacar el dato de que la estructura es íntegramente de bambú, material vegetal 100 x 100 reciclable. Debajo de los pies del piloto se ubica el conjunto de motor eléctrico y batería, perfectamente disimulado y fácilmente extraíble; los brazos de la horquilla trasera esconden en su interior los componentes eléctricos y de tracción para mover la rueda trasera, un freno de disco en la rueda delantera permite la detención del vehículo y evitan el castañazo padre.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *