Una montaña rusa


Tiene truco.

No es como las demás, de hecho no es una montaña rusa. Se trata de una escultura de Heike Mutter  y Ulrich Genth, dos artistas alemanes. La estructura de 69 metros de altura, cuenta con giros y vueltas pero, en vez de los característicos railes para el tren, contiene una sinuosa escalera por la que se puede caminar. Se puede caminar hasta cierto punto, ya que en el tramo más alto debe de ser complicado mantenerse cabeza-abajo sin pegarse un buen batacazo, todo un desafío. Construida en acero y zinc,  se encuentra en Duisburg, Alemania. Mírala aquí.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *