Pirámide Maya de chocolate rico


La escultura de chocolate más grande del mundo.

Se trata de una réplica del Templo de Kukulkán en Chichén Itzá, a escala 1:30, completamente construida en chocolate. La marca chocolatera Qzina Specialty Foods está detrás de tal proeza, lo organizó todo para rendir tributo a los antiguos maestros chocolateros mayas, auténticos expertos en el arte del cultivo, la manipulación y la preparación del cacao. El artesano Stephane Treand se encargó de materializar el proyecto, lo que le llevó 400 horas de trabajo. La escultura pesa más de 8 toneladas (8.273 kg.), mide casi 2 metro de altura y tiene más de 3 metros cuadrados de base.  Se mostrará al público del 4 de junio al 21 de diciembre —cuando el calendario maya llegue a su fin— en el Qzina Institute of Chocolate and Pastry, en Orange County, California.

No te pierdas las fotos, si te fijas, han respetado hasta el más mínimo detalle de la construcción original

Así construyeron la pirámide de chocolate.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *