El bosque encantado


¿Verdad o fake?

Fake. No son flores mágicas, en realidad son miles de lucecillas led repartidas por la floresta, unidas por ultrafinos filamentos de fibra óptica. Al amigo Bruce Munro le encantan este tipo de instalaciones y en cuanto puede —y le dejan, claro— se va a un bosque o a un jardín enorme y lo siembra todo de luces. Pero lo hace con la idea de que en vez de bombillas feas, luzcan como bonitas flores mágicas, iridiscentes en la noche. ¡Ay, qué pillo!

bosque mágico

La atmósfera que crea es tan encantadora que parece que en cualquier momento van a aparecer por allí los elfos nocturnos o la mismísima Alice de Lewis Carroll. En estos días se puede ver una de sus luminosas exposiciones en los Jardines Longwood de Pensilvania.

bosque mágico

bosque mágico

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *