Enviar besos por internet es posible


Pero besos, besos, de los de verdad.

Ello es posible gracias a los labios ultrasensibles de Kissenger. Al parecer, con 2 de estos huevos robóticos dos personas pueden besarse estén donde estén, sin que la distancia sea un impedimento. Estos labios artificiales transmiten por Internet la intensidad, duración y características de los besos en los labios o en las mejillas de los destinatarios; puede ser un beso apasionado de amor, de cariño, de amistad. Ello es posible a unos sensores que registran la presión de los labios y envían la información por Internet al otro labio —o rostro— receptor. Lo presentó Lovotics el mes pasado en la conferencia británica Designing Interactive Systems.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *