Para qué vamos a Marte


Según Alfonso Dávila, investigador de la NASA, el objetivo es buscar vida.

Marte es el cuarto planeta del Sistema Solar, toma su nombre del dios de la guerra de la mitología romana. Según Alfonso Dávila y otros científicos, en Marte no sólo pudo darse la vida en el pasado, sino que podría haberla ahora en una dimensión microbiana, subterránea y atrapada en acumulaciones salinas, de donde estos microorganismos extraerían el agua necesaria para sobrevivir. Entre las misiones del robot Curiosity destaca precisamente detectar dicha situación si realmente se está dando en el Planeta Rojo, extraer pruebas y confirmar la hipótesis. Si así fuese, estaría bien. Ya imagino los titulares: “¡Hay vida en Marte!”, “El Planeta Rojo está habitado”, “¡No estamos solos!” pero claro, aún así para mí seria algo frustrante, para mí y para los que siempre hemos esperado a hombrecillos verdes o a cangrejos gigantes inteligentes. Bromas a parte, Curiosity aportará alguna o mucha luz sobre el vecino planeta; pero quizás oculte otras intenciones que no nos cuentan, quizás él sea la primera piedra de la conquista del Planeta Rojo.
Terraform es un corto en el que, precisamente, se materializa esta idea: la conquista de Marte por el ser humano.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *