Reutilizando tapones de botellas.


Olga Kostina ha decorado su casa con 30.000 tapones de bolletas.

Olga Kostina es toda una experta.

A simple vista y desde lejos, nadie diría que los bonitos ornamentos y dibujos que recubren las paredes externas de las casas decoradas por esta mujer rusa, están formados por cientos de tapones de plástico de envases desechados. Sin embargo así es, Olga Kostina es toda una experta en convertir paredes de maderas viejas y despintadas en preciosas estampas de arte tradicional ruso. Olga vive en Karmarchaga, una lejana aldea de siberiana. Durante años ha estado recogiendo tapones, cuando logró reunir unos 30 000 los clavó en las paredes de su cabaña, organizándolos en diversos adornos étnicos y retratos de animales. Tal fue su éxito, que tuvo que decorar algunas casas de vecinos y, además, ha logrado que su remota y olvidada aldea sea más visitada y popular. Olga Kostina ya forma parte de la Muestra de Reciclaje y Arte.

Image credits: Ilya Naymushinvia

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *