Silla de cartón reciclado


Minimalista, cómoda, elegante.

Las cajas de cartón son recogidas, apiladas, prensadas y cortadas en láminas. Mediante un procedimiento técnico, Dan Goldstein (el padre de la idea) obtiene una especie de caparazón fuerte, resistente y cómodo, capaz de soportar el peso de cualquier persona adulta. Sólo un par de tornillos fijan el asiento a la una base triangular compuesta por delgadas y fuertes varillas de acero, lo que dota a la silla de cierta flexibilidad y hace muy fácil su montaje y desmontaje. Por cierto, al ser el asiento de cartón, se puede pintar al gusto del consumidor, recubrir, tapizar o dejarlo tal y como viene (con el logo). El proyecto de silla reciclable se llama Re-Ply y actualmente parece que busca financiación a través del crowdfunding. De todas formas, ya está en nuestra Muestra de Reciclaje y Arte.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *