El mundo de Sarah


Diferente. Imaginación no le falta a la muchacha.

Para la artista alemana Sarah Illenberger los materiales con muy versátiles y pueden adaptarse a cualquier situación u objeto, quizás algunas mentes creativas se atrevan a confeccionar un vestido con vegetales, pero lo que nadie osaría hacer es una berenjena —o un plátano— de madera; a nadie se le ocurría colocar en un casquillo, en vez de una bombilla, una pera… pero a ella sí. Sus trabajos son reales, no se trata de fotomontajes; los hace manualmente con mucho cariño y dedicación para ponerlos a la venta. ¡Sarah, eres única!

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *