Volar cometas.


Relax.

Pocas cosas hay, en esta vida, más relajante que volar una cometa. Me encanta. Si además es de fabricación propia, entonces ya es total. Little Shining Man —que significa algo así como Hombrecillo resplandeciente— es una cometa de las buenas, pero de las buenas, buenas, de esas que cuando las ves te quedas maravillada. Diseñada por Sash Reading, ha sido fabricada con tejido aeroespacial y barras de fibra de carbono por Queen & Crawford; Little Shining Man cuenta además con 1700 conectores.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *