Collage


collage

Del francés coller, que significa pegar.

Seguramente habrás hecho alguno en el colegio o en el instituto, pero veamos aquí algunos ejemplos muy creativos de collages, esa apasionante técnica que consiste en pegar elementos físicos (recortes, fotos, objetos) de diversas procedencias sobre un soporte (papel, cartón, tabla, pared) para unirlos en un todo. La mezcla resultante de esa unión es la obra nueva, es decir, el collage, que debe ser una pieza coherente y resultar bella, llamativa, impactante, etc., pues no vale una simple amalgama inconexa —sin sentido alguno— de trozos, objetos o recortes. Los hay simples y complejos, estos últimos están conformados por montones de añadidos. Por último, conviene aclarar que también se habla hoy de collages digitales, son los que se hacen con la ayuda de aplicaciones o de programas informáticos (Photoshop, Gimp, etc.); pero en un sentido estricto, el auténtico collage es aquel trabajo manual en el que hay que coger las tijeras y el bote de pegamento.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *