Invitación LED


Bill y Mara decidieron casarse un buen día, y pensaron que para anunciarlo e invitar a sus familiares y amigos —al casamiento— nada mejor que una tarjeta, pero ellos querían algo diferente.

Una invitación, sí, pero debía ser electrónica. Así que se pusieron manos a la obra: buscaron un pequeño microcontrolador ATtiny13, un puñado de lucecitas Led, compraron una impresora Xerox Phaser en eBay y consiguieron algo de cobre. Una vez tuvieron todo lo necesario diseñaron un circuito; el sistema debía ser sencillo, fácil de reproducir y de acoplar al papel. El microcontrolador se programó para iluminar la invitación en el momento adecuado, esto es, en el preciso instante en el que los invitados abriesen el sobre.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *