¿Puede una persona volverse invisible?


John Howell lo ha hecho, aunque hay truco.

El físico ha creado, con la ayuda de su hijo Benjamin, de 14 años, un ingenioso sistema capaz de hacer invisible a una persona. Lo ha conseguido empleando espejos y conocimientos de óptica, con muy poco dinero y sin la ayuda de ningún sofisticado aparato tecnológico. El resultado es asombroso, como se puede ver en el vídeo.

Benjamin y su hermano pequeño Isaac desaparecen y vuelven a aparecer como por arte de magia.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *