Autoconducción


¿Te subirías a un auto sin volante ni pedales, que se condujera él sólo?

Seguramente no, o te lo pensarías mucho. Únicamente tendrías que ponerte cómodo e indicarle el destino, él se pondría en marcha y llegaría al lugar señalado. Los vehículos completamente automáticos e inteligentes, sin volante ni pedales, capaces de autoconducirse sin asistencia humana, serán una realidad algún día no muy lejano. Por lo pronto Google ya tiene el suyo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *