Tartas de chocolote ¡animadas!


Si te gusta el chocolate sufrirás viendo este vídeo. Sí, has leído bien, los pasteles de Alexandre DUBOSC  además de tener una excelente pinta —deben de ser deliciosos—, son auténticos zoótropos capaces de reproducir, a la velocidad apropiada, las animaciones más increíbles. Compruébalo tú mismo.

Zoótropo, esta palabreja tan rara, hace referencia a la célebre máquina de William George Horner, creada por el matemático e inventor inglés en 1834.

Es una especie de tambor circular con dibujos que al girar sobre sí mismo y a la velocidad adecuada, transforma los gráficos en una animación. Tan ingenioso artefacto sirvió de inspiración a los inventores del cine, ya que fue un claro precedente muy estimulante para que otros investigadores creasen nuevos aparatos a partir de él, hasta desembocar en el cinematógrafo de los hermanos Lumière a finales del siglo XIX.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *