En la cuerda floja


Caminar 52 metros a más de 9.000 pies sobre la cuerda floja es algo que no está al alcance de cualquiera. El viento, la altitud… nervios de acero, concentración, anulación del miedo. Harley Ashburn pudo hacerlo.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *