La fusión perfecta


Lit-Motors C1 fusiona los conceptos de automóvil y moto, se sostiene sobre dos ruedas y no se cae aunque esté parado, ni siquiera en casos de colisiones laterales. Ello es gracias al “efecto peonza”, un estabilizador giroscópico patentado por la empresa. Es un vehículo eléctrico que tiene puertas y cinturón de seguridad.

Sus dos motores eléctricos están emplazados en las ruedas, cada uno desarrolla una potencia de 55 caballos. La C1 está equipada con baterías de iones de litio de 8 kWh y su peso ronda los 362 kilogramos. Más de 300 kilómetros de autonomía por cada carga, una velocidad máxima superior a los 160 kilómetros por hora y una aceleración de 0 a 100 en menos de seis segundos. Ya se puede reservar

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *