Tu selfie hecho muñeco


Doob hace una réplica idéntica de ti a partir de tus mejores fotos y poses. El resultado es una escultura —a escala— fiel al modelo, a la que sólo le falta hablar y caminar. ¡Asombroso!

Un escáner elabora un avatar digital tridimensional y esta información la emplea una impresora 3D para el modelado de la figurita. Una vez creada la pieza, se sumerge en una solución química que le aplica con precisión los colores de la ropa, complementos piel y cabello.

Hace algún tiempo, ya vimos: Foto-Escultura

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *