Adiós al plástico


Sencillo, resistente, higiénico y biodegradable, este envase podría reemplazar a los de tereftalato de polietileno (PET) en un futuro que está a la vuelta de la esquina. En Skipping Rocks Lab han desarrollado una tecnología capaz de llevar la esferificación a escala industrial.

Agua comestible

Agua encapsulada en membranas gelatinosas.

El producto se llama Ooho y también vale para otros líquidos: refrescos, cosméticos, licores, etc. La esferificación una técnica culinaria muy empleada en la cocina moderna por la que algunos alimentos, empleando algas pardas y cloruro cálcico, se encapsulan en texturas gelatinosas. Antes de envasarla, el agua debe congelarse para evitar que se mezcle con los otros ingredientes. Hacer estas membrana ahora —a gran escala— es más barato que fabricar plástico y tiene un impacto ambiental mucho menor.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *