La chimenea más alta

Más que la Torre Eiffel. Todo un desafío para muchos amantes del buildering y de la escalada libre, quienes no han dudado en subir hasta lo más alto de la estructura, a pesar del peligro.

Con 360 metros de altura, se alza sobre el valle a orillas del río Sava, en el centro de Eslovenia, en la localidad de Trbovlje, a 89 km de la capial Liubliana.

Trbovlje es conocida por sus yacimientos de carbón, pero sobre todo por albergar a una planta termoeléctrica con la chimenea de escape más alta de Europa.

Sus dimensiones colosales no obedecen a la megalomanía ni al capricho de algún ingeniero excéntrico ávido de fama, nada de eso. Estas proporciones desmesuradas son necesarias para llevar los gases a lo más alto y evitar que se acumulen en el valle.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

arrow