Un extraño elefante


No se columpia, sino que levita en la sala de la galería.

Bueno, en realidad, tampoco levita, sólo da la impresión de que es capaz de girar sobre el eje de su trompa, pegada en la pared. La escultura e instalación se llama Nasatamanus y es una obra del artista francés Daniel Firman.

Al ver a un animal de tal envergadura en semejante pose y situación, el impacto visual está garantizado, sobre todo si tenemos en cuenta que se trata de una escultura hiperrealista de un elefante, con todos los detalles.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *