Escultura alada


Bajo el agua.

La nueva escultura de Jason deCaires Taylor se llama Phoenix y ya está sumergida a 4 metros de profundidad, es una de las obras más llamativas presentes en el MUSA. Considerado el museo subacuático más grande del mundo, constituye una atracción de primer orden para submarinistas de todas partes quienes —ansiosos— se sumergen para contemplar la belleza de la flora y la fauna coralinas, congregadas en torno a las diferentes esculturas pobladoras de tan insólito lugar, en la Península de Yucatán, Cancún (México).

Phoenix representa a una mujer alada, con los brazos abiertos hacia arriba. Construida en cemento, sin embargo sus alas son como algas que se mueven por el paso de las corrientes marinas.

Así trabaja el escultor:

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *