Una imagen vale más…


Vale más que mil palabras.

La silla de ruedas submarina permite a Sue Austin disfrutar de toda la belleza coralina; la artista británica lleva sin caminar más de 15 años, pero ello  no ha sido un obstáculo para hacer su sueño realidad: bucear y sentirse como una auténtica sirena de la Iliada. La muchacha, ayudada por un equipo expertos, ha desarrollado una silla con la que puede sumergirse y moverse con soltura en el líquido elemento, lo que permite llevar a cabo bellas danzas y performances subacuáticas.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *