En el paraíso…

No hay adicciones, todo el mundo es feliz y vive en paz y armonía plena con el entorno. Ésta es la conclusión que se puede extraer del experimento «Rat Park», que el profesor Bruce Alexander llevó a cabo en la década de los 70.

En el vídeo (el de abajo) —que he traducido yo mismo al español—, el creador del corto explica este experimento y pone otros ejemplos para hacernos ver la gran importancia que tienen los factores psicológicos y ambientales a la hora de caer—o no caer— en una adicción.

Asegura que las sustancias no son por sí misma adictivas, sino que es nuestra “jaula” la que puede llevarnos —o no— a una tóxicomonía. Si somos felices, nos sentimos muy bien con nosotros mismos y con nuestro entorno social, será muy difícil caer en una dependencia.

Bruce Alexander.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

arrow